Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘PTA’

Después de otro fin de semana de lluvia en el que no pude salir al campo, aun estando en Granada, he aprovechado el día de hoy para hacer una pequeña escapada a la hora del almuerzo por el entorno del lugar donde trabajo. Como algunos ya sabéis, soy informático de profesión, y mi actual empresa se encuentra situada en el interior de un “parque tecnológico con amplias zonas ajardinadas”. Aunque sobre esto habría bastante que decir ya que lo habitual es que esas zonas estén rodeadas de bajos setos, cubiertas de cespitosas y presenten algunos árboles, lo cierto es que en la parte noroeste del mismo hay una amplia extensión donde se alternan diversos tipos de árboles (el olivar da paso a los eucaliptos y a algunas pitas, en una zona deprimida abundan los tarajes y al fondo, antes de llegar a un lago artificial con palmeras, se encuentran algunas coníferas),  que dan cobijo a algunas poblaciones de aves, principalmente pequeños paseriformes, principalmente mirlos, verdecillos, jilgueros o gorriones, sin faltar las omnipresentes tórtolas turcas.

Zona de eucaliptos en el parque tecnológico.

Zona de eucaliptos en el parque tecnológico.

El entorno, como podréis imaginar, presenta por doquier la marca del hombre y es bastante improbable que puedan encontrarse allí especies realmente llamativas, pero entre semana y con el buen día que hacía hoy, a falta de pan, buenas son tortas, como suele decirse. Y lo cierto es que el  paseo pos-almuerzo no ha estado nada mal. De hecho, ya estoy esperando resarcirme de alguna que otra mala fotografía, como veréis a continuación.

Nada más comenzar a avanzar por el camino, cuando apenas había torcido hacia la izquierda al pasar la primera curva del mismo, me topé con un viejo conocido del parque. Le había visto  (a él, o a uno de los suyos) unas pocas veces, hará cosa de un par de años, siempre en otra zona del mismo. Apunté con la cámara y a disparé, pero entre la distancia a la que se encontraba y el escaso margen de reacción, la fotografía no pudo salir peor. Sin embargo, y a pesar de la falta de calidad, me gusta la imagen del cuerpo del alcaudón común quieta y las alas extendidas, difusas. Después de localizar el lugar donde se posó conseguí hacerle otra que también dejo por aquí. Ahora bien, intentaré volver a fotografiar como se merece a este pequeño Vlad, el empalador, de nuestros campos.

El vuelo del alcaudón.

El vuelo del alcaudón.

Alcaudón común posado en el pinar.

Alcaudón común posado en el pinar.

Seguí andando y, antes de adentrarme en el eucaliptal, los verderones me dejaron fisgar sus juegos amorosos y es que la primavera altera la sangre del más pintado.

Verderón desgañitándose.

Verderón desgañitándose.

Eso sin tener en cuenta a familias bien avenidas como esta de gorriones, con la madre buscando la pitanza para el jovenzuelo.

La familia Gorrión al completo.

La familia Gorrión al completo.

Tras atravesarlo llegué a otro sendero que me llevó directamente hasta el lago de mayor tamaño del parque. Desgraciadamente no aparecía muy frecuentado esta tarde, aunque no resulta extraño contemplar allí a algún cormorán, a las belicosas fochas comunes, las garcillas bueyeras y, de cuando en cuando, garcetas grandes y algunas anátidas. Únicamente un mirlo “acuático” buscaba cerca de la orilla algunos caracolillos o lombrices a los que devorar. Y con bastante fortuna, según se ve.

Mirlo capturando presas a la orilla del lago.

Mirlo capturando presas a la orilla del lago.

Desgraciadamente, al encontrarme en un punto elevado sobre el lago mi visión alcanzaba a ver una inquietante figura. La central térmica acecha, esperando a ser puesta en marcha, demasiado cerca; siempre demasiado cerca.

La cercana central térmica de ciclo combinado.

La cercana central térmica de ciclo combinado.

Los insectos, como suele ocurrirme, no me fueron ajenos. Tuve que emprender el camino de regreso y, mientras caminaba, una minúscula sombra llamó mi atención. Se mantenía estática durante un momento para desaparecer y volver a aparecer a unos decímetros del lugar anterior. ¿Es un pájaro? ¿Es un avión?

Pocos insectos tienen un control del vuelo tan evolucionado como los dípteros y, entre ellos, llaman particularmente la atención las moscas cernidoras. El sírfido de la fotografía  (si no estoy equivocado, un Scaeva pyrastri) muestra una de las peculiaridades que más llaman la atención a cualquiera que se interese un poco en observarlo: no es lo que parece. Aunque su apariencia es la de una avispa, se trata realmente de un díptero, una peculiar mosca que compite con la falsa coral en su capacidad de mimetismo. Esta adaptación recibe el nombre de mimetismo batesiano (por Henry W. Bates) y es muy común entre los sírfidos.

El Supercoco de las moscas.

El Supercoco de las moscas.

Un ave con idéntica capacidad para cernirse en el aire hizo acto de presencia cuando mis pies comenzaban a pisar el asfalto nuevamente  y guardaba la cámara. Al menos dos parejas de cernícalo vulgar parecen compartir territorio en el parque tecnológico, y sus evoluciones aéreas me han deleitado en numerosas ocasiones. Para resarcirme ante la imposibilidad de fotografiarle, y volviendo al pequeño mundo de los insectos, fotografié una crisálida abandonada que vi hace unos días en el edificio que hay frente a mi empresa. Se trata de los restos de la fase de pupa de una Pieris brassicae, la conocida mariposa blanca de la col. En la segunda de las fotografías puede apreciarse la particular forma que tienen de fijar la crisálida los piéridos, utilizando un “cinturón” de seda que la amarra a, en este caso, la pared.

Pieris brassicae (crisálida).

Pieris brassicae (crisálida).

Crisálida de Pieris brassicae donde puede observarse el elemento de sujeción a la pared.

Crisálida de Pieris brassicae donde puede observarse el elemento de sujeción a la pared.

Y aquí finalizó la ruta. Había que volver a trabajar y me esperaba una tarde aún intensa. Pero regresaba con la satisfacción de haber disfrutado, aunque fuese brevemente, de una hermosa tarde y del concierto sin par que ofrecían todo tipo de avecillas.

Anuncios

Read Full Post »