Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘nucleares’

… está repleto de buenas intenciones y de -emponzoñadas- bellas palabras.

NUCLEAR SÍ,
POR SUPUESTO.
NUCLEAR SÍ,
¡CÓMO NO!

Yo quiero bañarme en mares de radio
con nubes de estroncio cobalto y plutonio,
yo quiero tener envolturas de plomo
y niños deformes montando en sus motos.
Desiertas ruinas con bellas piscinas
mujeres resecas con voz de vampiras
mutantes hambrientos buscando en las calles
cadáveres frescos que calmen su hambre.

NUCLEAR SÍ,
POR SUPUESTO.
NUCLEAR SÍ,
¡CÓMO NO!

Colinas ardientes de sol abrasadas
y bosques de luces de pieles quemadas,
serpientes monstruosas devorando casas
y enormes desiertos cubiertos de brasas.
Volcanes rugientes escupiendo lava
y zonas calientes del todo arrasadas,
cavernas ocultas en playas profundas
y valles cubiertos de flores aladas.

NUCLEAR SÍ,
POR SUPUESTO.
NUCLEAR SÍ,
¡CÓMO NO!

(Aviador Dro, “Nuclear sí”)

Ayer se cumplían dos nefastas docenas de años desde que el desastre nuclear de Chernóbil sacudiese Europa. Yo era un niño aún, pero recuerdo el temor que desató en la población, las noticias poco halagüeñas sobre la evolución de la nube tóxica y los daños que, décadas después, siguen manifestándose en una amplia zona afectada.

Como los ciudadanos parecemos tener escasa memoria histórica, nuestros gobernantes siguen insistiendo en recomendarnos el uso de una energía “limpia y sostenible”. Yo, que llevo desde que tengo uso de razón vinculado hacia temáticas ambientales, que participo y he participado en organizaciones de movimientos sociales de índole ecologista y pacifista, que curso una segunda carrera afín a estas temáticas (Ciencias Ambientales) y que precisamente este año he optado por elegir una asignatura muy vinculada con los movimientos sociales y, dentro de estos, con la lucha en contra de las centrales nucleares en España y Europa (“Acción Colectiva, Poder y Medio Ambiente”), no le veo la limpieza a una energía que genera residuos que mantienen activo su poder contaminante durante siglos y siglos. Lo único renovable en todo este discurso, creo yo, son los contratos de quienes construyen las centrales y de quienes no tienen, por desgracia, otra forma de buscarse la vida que trabajar en ellas (o no les ofrecen alternativas). La demagogia barata de los políticos, la visión sesgada de ciertos científicos y la intención clara de algunos empresarios deciden por todos en aras de su único y pecuniario interés.

Ante la pregunta tantas veces planteada sobre si las renovables cubren las necesidades energéticas de una nación plantearía más bien si esa nación, si nosotros como ciudadanos (quiero creer que) responsables necesitamos realmente consumir toda esa energía. Si con medidas de ahorro adecuadas tanto en nuestras viviendas como en las ciudades no podríamos ahorrar buena parte de la energía que despilfarramos. Si, entre todos, nos sería posible prescindir incluso del debate sobre la necesidad de la energía nuclear.

Han transcurrido veinticuatro años de un “error” que muchos inocentes pagaron. Que les cuenten a ellos lo seguras que son las centrales. Me abstengo de poner aquí imagen alguna: basta con buscarlas en Google y el horror de esta pesadilla estará asegurado.

The road to hell is full of good intentions
Say farewell, we may never meet again.

Para saber más:

Read Full Post »