Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 24/10/09

La adaptación evolutiva del caracol le permite hacer equilibrismos donde nosotros feneceríamos sin remedio.

La adaptación evolutiva del caracol le permite hacer equilibrismos donde nosotros feneceríamos sin remedio.

Hoy es el Día Internacional de Acción Climática, el día del 350, y como tal en todos los países se están celebrando acciones de concienciación sobre la necesidad de reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera (y de otros gases con efecto invernadero) para combatir el cambio climático. Como ya decía hace unos días, el calentamiento global no es el único ni el mayor de los problemas a los que nos enfrentamos en un mundo cada vez globalizado e injusto, pero quiero creer que podría constituir un elemento de cohesión entre países y gentes de todas las culturas; un frente común de acción por conseguir un mundo mejor.

La blogosfera se hace eco de la iniciativa en un día como el de hoy y, aunque brevemente (sí, para quienes me leéis habitualmente sé que es harto complicado creerlo, je, je, je), el Trotalomas quería aportar también su granito de arena mediante una invitación a la reflexión.

Mirad a vuestro alrededor, e id alejándoos con la mente del lugar en el que estáis. Y pensad: ¿Qué me rodea? ¿Lo necesito de veras? ¿Para vivir? ¿Para ser más feliz? ¿Qué sentimientos me provocaría su pérdida? ¿Podía pasar antes sin ello? Desde lo que tenemos más cerca, hasta aquello que usamos (consumimos) como colectividad, posiblemente haya muchas cosas sin las que podríamos pasar y vivir igual de bien. ¿O tal vez mejor? ¿Nos estresa lo que tenemos? ¿Y lo que no tenemos?

Hoy simplemente pregunto, a mí mismo y a vosotros, si necesitamos todo lo que tenemos o anhelamos tener. Y os invito a leer dos reflexiones que me encantaron cuando las encontré, que guardan en su interior verdaderas píldoras de sabiduría, y que invitan a reflexionar sobre el movimiento que aquí damos en llamar decrecimiento, y que no es más que un modo de vida coherente y más sano para con nosotros mismos, los otros y la naturaleza.

Pero no cometeré la imprudencia de comparar objetos con personas. Me muerdo para no hablar de la identidad que se va perdiendo, de la memoria colectiva que se va tirando, del pasado efímero. No lo voy a hacer. No voy a mezclar los temas, no voy a decir que a lo perenne lo han vuelto caduco y a lo caduco lo hicieron perenne. No voy a decir que a los ancianos se les declara la muerte apenas empiezan a fallar en sus funciones, que los cónyuges se cambian por modelos más nuevos, que a las personas que les falta alguna función se les discrimina o que valoran más a los lindos, con brillo y glamour.

Eduardo Galeano, Úselo y tírelo.

Es cada día, dos horas antes de la puesta del sol: baja el calor, y el frío no ha llegado, y hombres y animales regresan lentamente al campamento y sus perfiles se recortan en un cielo rosa, azul, rojo, amarillo, verde…
[…]
Es un momento mágico… Entramos todos en la tienda y hervimos té. Sentados, en silencio, escuchamos el hervor… La calma nos invade a todos: los latidos del corazón se acompasan al pot-pot del hervor…
[…]
Aquí tenéis reloj, allí tenemos tiempo.

Tú tienes reloj, yo tengo tiempo. Entrevista al tuareg Moussa Ag Assarid.

Actualización (24/10/2009 – 23:40):

Con las recomendaciones se me olvidaba comentar el significado del 350 que incluía al comienzo del blog. Según apunta el climatólogo de la NASA, James Hansen, por encima de las 350 partes por millón de CO2 en la atmósfera, las temperaturas pueden aumentar de un modo impredecible e incontrolable, y estamos en 387 y subiendo. Desde hace unas semanas, en el lateral del blog aparece el índice actual y su evolución a lo largo del tiempo, mostrando el índice para el mes actual y para el mismo mes de los dos años precedentes. Como veréis, no lo llevamos nada bien, y precisamente sobre este aspecto se incide en la campaña iniciada por Bill McKibben. Os dejo con uno de sus vídeos más explicativos.

Read Full Post »